La importancia de la nueva legislación sobre el radón en puestos de trabajo en el Maresme

El radón es un gas incoloro, inodoro e insípido que se encuentra en la naturaleza y puede acumularse en espacios cerrados, especialmente en aquellos que no cuentan con una ventilación adecuada. Su exposición prolongada aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, por lo que su presencia en el lugar de trabajo es motivo de preocupación.

Recientemente, se ha aprobado una nueva legislación que busca garantizar la seguridad de los trabajadores en relación al radón. Se trata del Reglamento sobre protección de la salud contra los riesgos derivados de la exposición a las radiaciones ionizantes, aprobado por el Real Decreto 1029/2022, de 20 de diciembre. En el mismo se da respuesta a la posible presencia de gas radón en recintos cerrados, ubicados en planta bajo rasante o planta baja.

¿Qué es el radón?

El radón es un gas radioactivo que se produce de forma natural en la descomposición del uranio presente en el suelo y en las rocas. El radón se filtra por grietas y fisuras del suelo o de los cimientos y puede acumularse en espacios cerrados como casas, edificios y otros lugares de trabajo. La exposición prolongada al radón aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

¿Por qué es importante la nueva legislación sobre el radón en puestos de trabajo en el Maresme?

La comarca del Maresme es la comarca catalana con mayor potencial de gas radón, al mismo nivel que las ya conocidas zonas de Castilla y León, Extremadura, Comunidad de Madrid y Galicia (en su práctica totalidad) donde la presencia de uranio en las rocas es superior al resto de España.

El Consejo de Seguridad Nuclear tiene este mapa sobre el radón en España con las zonas de actuación prioritaria respecto a la presencia de gas radón.

El mapa ampliado para Catalunya muestra toda la afectación en El Maresme, donde se encuentran los percentiles mas altos de toda la Comunidad, referidos a niveles superiores a 400 Bq/m3.

Respecto a todo el territorio catalán el radón afecta al 16% del mismo.

¿Cuáles son los límites de exposición al radón?

La nueva legislación establece un límite de exposición al radón de 300 bequerelios por metro cúbico (Bq/m3) en el lugar de trabajo. Se trata de un nivel de referencia. Este nivel se basa en las recomendaciones de la Unión Europea, la cual establece que los países miembros pueden adoptar su propio nivel pero sin pasar de 300 Bq/m3, teniendo en cuenta que “los descubrimientos epidemiológicos recientes de los estudios residenciales demuestran que existe un mayor riesgo estadísticamente significativo de padecer cáncer de pulmón derivado de la exposición prolongada al radón en recintos cerrados a niveles del orden de 100 Bq/m3.”(considerando nº 22 de la Directiva 2013/59/EURATOM)[JS1] 

¿Qué deben hacer las empresas para cumplir con la nueva legislación sobre el radón?

Las empresas deben cumplir con una serie de obligaciones para garantizar la seguridad de sus trabajadores en relación al radón. En primer lugar, deberán estimar el promedio anual de concentración de radón en aire en todas las zonas del lugar de trabajo en las que los trabajadores deban permanecer o a las que puedan acceder por razón de su trabajo, excluidas las zonas al aire libre (artículo 75.1 del Real Decreto 1029/2022, de 20 de diciembre) deben realizar mediciones y evaluaciones periódicas de la calidad del aire en el lugar de trabajo. Si se detecta una concentración de radón superior al límite seguro de exposición, la empresa debe tomar medidas para reducir la exposición al gas.

Entre las medidas que pueden tomar las empresas para reducir la exposición al radón se incluyen la mejora de la ventilación del lugar de trabajo, el sellado de grietas y agujeros en las paredes y el suelo, y la instalación de sistemas de extracción de aire.

¿Qué pasa si las empresas no cumplen con la nueva legislación sobre el radón?

Las empresas que no cumplan con la nueva legislación sobre el radón pueden enfrentarse a sanciones y multas económicas. Además, la exposición al radón puede representar un riesgo para la salud de los trabajadores y puede dar lugar a demandas por lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo.

La nueva legislación será de obligado cumplimiento a partir del 20 de junio de 2024

¿Qué pueden hacer los trabajadores para protegerse del radón en el lugar de trabajo?

Los trabajadores pueden tomar algunas medidas para protegerse del radón en el lugar de trabajo. En primer lugar, es importante que los trabajadores estén informados sobre los riesgos del radón y la importancia de la nueva legislación sobre el tema. Además, los trabajadores pueden preguntar a sus empleadores sobre las medidas que están tomando para garantizar la seguridad en relación al radón en el lugar de trabajo.

También pueden asegurarse de que el lugar de trabajo esté bien ventilado.

¿Cómo afecta la exposición al radón a la salud de los trabajadores?

La exposición prolongada al radón puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. El radón es la segunda causa principal de cáncer de pulmón después del tabaco, y se estima que el radón es responsable de alrededor del 10% de todos los casos de cáncer de pulmón.